Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un poco dramático el título en esta ocasión, pero hace semanas leí por ahí algún análisis que hacían sobre lo que ahora representan los celulares para mucha gente. Al principio, los grandes “ladrillos” apenas si servían para hablar, con interferencias, con corte de llamadas cuando cambiabas de célula, con poca duración de batería, en fin, eso fue hace unos 15 años aproximadamente.

Hoy, a punto de que termine el 2008, nos damos cuenta que el celular, además de que llegó para quedarse en definitiva, ha venido reemplazando a varios dispositivos y accesorios que simplemente nunca se imaginó se pudieran integrar en un solo aparatito. Veamos algunos de ellos.

Reloj de pulsera. No es que la industria relojera internacional vaya a desaparecer a fin de año, pero sí es un hecho que todos los relojes económicos, esos que sólo están diseñados para dar la hora, verán sus días contados. Por supuesto seguirá la venta de los modelos de moda, los escandalosamente costosos y algunas piezas de precisa ingeniería, pero cada vez más la gente consultará la hora en el celular.

Reloj despertador. Parecido a lo anterior, las funciones de alarma de cualquier celular vienen a reemplazar a los típicos despertadores -de cualquier tipo- que normalmente se colocan junto a la cama. Son más versátiles y nunca, de los nuncas se nos olvidará conectarlos por la noche para recargar la batería.

Cámara. Casi todas las fotografías serán tomadas con el celular. Por supuesto si la ocasión es especial seguiremos usando una cámara en forma, pero para la foto de la reunión, de la ocasión, del amigo o de la amiga, esa que de repente se nos ocurre, el celular con resoluciones de 5 megapixeles cumplirá con el objetivo sin mayor problema.

GPS. Estos aparatos que nos dicen por donde llegar al destino son excelentes. Pero si realmente conocemos la ciudad donde vivimos y pocas veces estamos manejando a direcciones desconocidas, el uso ocasional del GPS del celular nos salvará del problema y, ojo, la información siempre llega en tiempo real, la actualización es en línea, no cada semestre o año como sucede con los GPS tradicionales.

Agenda y directorio. Ni que decir. Hace años que no memorizo ni un solo teléfono. Ya no se usa. Lo de hoy es acordarse por lo menos del nombre del tipo… ya con eso el celular se encarga de lo demás. Igual para las citas…

Reproductor MP3. Controversial, como siempre, pero creo que los millones y millones de iPods no serán renovados por modelos más actuales, sino por celulares con mejores prestaciones para música grabada en MP3 o similares.

Radio tradicional. Además de que el celular tenga sintonizador FM para las estaciones locales, con las redes 3G es seguro que escucharemos estaciones y programas de todo el mundo usando la conexión de Internet del teléfono. Ahora suena una idea un poco descabellada, sin embargo, excepto el radio del automóvil, todos los demás tienden a desaparecer rápidamente. Es increíble la cantidad de estaciones que ya transmiten por Internet y, claro, las opciones de stream que encontramos por miles en diversas páginas.

Mucha gente usa su celular -por muy poderoso que sea- sólo para hablar por teléfono, enviar mensajes de texto y, claro, como directorio telefónico. Sin embargo, con el paso de los años y los avances que veremos, estoy seguro que poco a poco será mucho más natural consultar la hora en la pantalla del teléfono, por ejemplo. Así es que, habrá que dotarlos de un buen sistema de respaldo en línea, automático, constante, ya que perderlo, significará mucho más que sólo no poder hacer llamadas.

Desde la Red…
Comentarios