appstore.jpgUno de los factores que ayudó a Palm a posicionarse en el gusto de los consumidores fueron las miles y miles de aplicaciones o programas que terceros desarrollaron para la plataforma. Existen todo tipo de ellos: para administrar una chequera, para registrar el desarrollo y crecimiento de un bebé, para hacer cálculos de todo tipo, en fin, el comprador de estas agendas y ahora teléfonos cuenta con una gran cantidad de opciones para complementar su producto.

Eso, sin duda, catapultó las ventas de esa empresa durante un tiempo… hasta que llegó la competencia. Por un lado, los productos que usan el Windows Mobile de Microsoft también tienen una gran cantidad de opciones, no tan amplia como Palm, pero hay cientos de ellas. Ahora, en su muy particular forma de hacer las cosas, Apple ha liberado la “Tienda de Aplicaciones” en donde los programadores interesados tendrán forma de vender -o a veces regalar- sus creaciones.
Justo el sábado por la noche fue liberado por un grupo de hackers el software necesario para poder desbloquear y usar el nuevo software 2.0 en el iPhone y el iPod Touch, que, entre otras cosas, permite el acceso a la tienda y la instalación de estos programas. Después de batallar un poco, logré actualizar un iPhone que compré el año pasado y el principal interés era, por cierto, conocer de cerca el funcionamiento de la tienda y sus aplicaciones.

Todavía hay pocas, pero sin duda, van a ofrecer cientos o tal vez miles más. Los programadores tienen una forma sencilla de hacer llegar sus creaciones a millones de potenciales clientes, Apple cobra al usuario final y les da su comisión. El “eco sistema” está totalmente integrado.

Ahora la lucha por el mercado estará en este segmento. Apple quiere posicionar su teléfono entre los hombres de negocios y empresas en general, así es que la oportunidad es desarrollar esos pequeños o grandes programas que hagan que el teléfono se integre con sus sistemas actuales, permitiendo darle más uso que la simple comunicación por teléfono o mensajes escritos. No será raro ver que empresas de desarrollo de software de reconocido prestigio y con amplia participación de mercado, ofrezcan versiones de sus productos para el iPhone.

De entre algunos programas que he probado, me ha dejado impresionado uno llamado “Shazam” que “escucha” por el micrófono del teléfono cualquier canción del radio, tele o donde sea, “capta” (es decir, graba) unos cuantos segundos, lo envía a alguna base de datos y regresa el nombre del artista, canción y demás detalles. No siempre le atina, pero asombra. Por cierto, también incluye una liga por si se quiere comprar la canción en la tienda de iTunes y no sólo eso, otra liga muestra los videos relacionados en YouTube.

El mercado del cómputo móvil y los teléfonos celulares se va a poner muy interesante. Vienen nuevos modelos de BlackBerry, por ahora el competidor a vencer para Apple en USA y todo parece indicar que la batalla será intensa. Lo que le falta al iPhone y en general a los teléfonos de este tipo, desde mi muy particular punto de vista, es un teclado de verdad. Por más que intento acostumbrarme a escribir en la pantalla, siempre tengo más errores que aciertos. ¿Será asunto del producto o del que esto escribe?