portada

“Autismo” digital

avatar
Javier Matuk Domingo, 21 de Julio de 2013, 12:00 AM

autismo digital

Seguramente te ha pasado, llegas a una reunión, conoces a pocas personas, platicas algo con quién sea y después ¡te clavas en tu celular! Justo me paso hace unas cuantas horas, en un evento familiar, en la mesa se sentaron conocidos de toda la vida, pero llegó un momento en el que todos estábamos viendo nuestro celular y se repitió en varias ocasiones durante la comida. Claro, había muchos pretextos para hacerlo, pues estaban tomando fotos y “whatsapeándolas”, entonces quedaba muy bien, pues era el pretexto ideal para revisar las pequeñas pantallas.

Me pregunto, ¿antes de los smartphones qué hacíamos? Pues convivir un poco más. Interesarse un poco más. Vivir un poco más. Ahora pasa en todos lados, en cualquier situación y momento, la salvadora pantalla del celular es el refugio de nuestros humores, sinsabores y también de repente alegrías al recibir un mensaje o foto muy esperados.

Pero, ¿esto qué tiene de raro o qué pasa? Pues nada, que las nuevas generaciones se están acostumbrando demasiado rápido a los dispositivos digitales. Seguramente te tocó – de repente – ver en algún restaurante una gran mesa “familiar” pero con un reproductor portátil de DVD para “los niños”. En muchas ocasiones lo vi y pensé “¡A lo que hemos llegado!”.

No hace muchos años de eso, ahora es demasiado común ver estas mismas grandes mesas sólo que en lugar de reproductor de DVD está la tableta. Estoy de acuerdo y apoyo el que los niños usen tecnología, pero de ahí a que sea el reemplazo de los juegos “tradicionales” hay una gran diferencia.

¿Quién tiene la culpa? ¿Los niños? ¡Nunca! Los papás que también queremos todo de forma instantánea, como que los niños dejen de “molestar” y se distraigan de forma instantánea. Ellos no tienen la culpa y me imagino que tienen los padres digitales que se merecen.

Y hablando de juntas de trabajo o en la oficina en general, cuántas veces no has chateado con personas que “están en junta” cuando realmente están presentes en alguna reunión de oficina, pero simplemente no ponen atención. ¿Qué sigue?

El término “autismo digital” es un poco impreciso, pero pegador. Nos volvemos adictos al gadget para escapar de la realidad que nos rodea, para evitar platicar con la tía latosa, para hacer más llevadero el tiempo en las juntas de oficina o, de plano, para perder el tiempo.

Y no es que todo esté mal o todo esté bien. El asunto es cuando se usa como reemplazo de la plática y la convivencia para la cual los seres humanos en teoría estamos genéticamente programados.

A ti cada cuánto te invade este sentimiento de ¡me urge ver mi teléfono pues ya no aguanto! A mi muchas veces, en todas las situaciones, pero por lo menos intento dimensionar lo que estoy haciendo y ubicar qué tanto estoy afectando a los demás. Después de todo a mi sí me tocó conocer la vida antes de los smartphones, iPads, consolas portátiles y todo lo que les rodea.

¿Qué sigue? No tengo idea, pero de lo que estoy seguro es que esto no es una moda pasajera. La dependencia del aparatito llegó para quedarse y eso es tal vez lo preocupante. Espero tus comentarios.

Reacciones 0

Más noticias

También te puede interesar

post¿Adiós Carlos? postSe le complica a los expertos… postDe sitio para adultos a sitio para negocios… postWindows 10: ¿a quién le importa? postContrastes desde Canadá postSolución análoga a un problema digital

Comentarios

  • miguel angel

    Muy buen post y lamentablemente esto es el pan de cada día, un ejemplo soy yo que paso mucho tiempo en mi smartphone y no me percato de muchas cosas que pasan a mi alrededor.Tal vez por eso no tengo amigos xDDD

    • coy-coy

      xD bit.ly/13UgUON

  • http://twitter.com/Crack_MX YoQueSe

    Nos estamos alejando de la realidad porque es la forma mas fácil de no afrontar los problemas, queremos ser eternos fotografiando o grabando cada instante pero no viviendo el momento, es lamentable pero esa es la realidad, tal vez la película matrix lo muestra de la forma mas clara, vivir en un mundo digital sin darnos cuenta, o incluso sin querer darnos cuenta.

  • Jesús

    Que terminemos como los humanos de la pelicula Wall-e.

  • Martín

    A veces también me sorprendo tomando el teléfono para escapar de silencios incómodos o incluso con amigos; pero además de esto, la gente se enoja si no le contestas rápido a sus mensajes (no es excusa pero me ha tocado decir que no estuve atento a mi teléfono 20 minutos y nadie me cree y dan por hecho que no les quiero contestar), la gente se está acostumbrando a estar siempre disponible por teléfono y nunca cara a cara

  • Zoniko Castillo

    A mi también me molesta y mucho que la gente se “clave” tanto con un aparato, yo tengo un nexus 4, pero realmente no lo “exploto” pues solo lo uso para llamadas y uno que otro sms, de vez en cuando una foto o video familiar pero no para tomarme foto cada esquina, y ocasionalmente un juego de billar. Lo que si es música para la ida y venida a la facultad, pero hasta ahí, no estoy todo el día viendo el face, twiteando, con el whats, instagram, y demas cosas.

  • Atreuh

    Después de todo a mi sí me tocó conocer la vida antes de los smartphones, iPads, consolas portátiles y todo lo que les rodea

  • JoseFermin

    Los tiempos han cambiado ya todos tenemos acceso a internet por los distintos dispositivos que existen sin importar lugar y quien este acompañando… yo soy de los que piensan que a las nuevas generaciones no se les debe dar un aparato de estos, tienen que convivir con los demas niños hacer deporte y usar su imaginación

  • NaOH

    Por eso sigo con mi teléfono viejito de hace como 8 años, sin internet ni nada de “smart”. A lo mucho llega a pantalla a color pixeleada. Sólo le he cambiado la batería una vez. Lo uso solo para mensajes ocasionales y una que otra llamada.

  • Hypatia

    Yo le llamo “Autismo tecnológico” más que autismo digital

  • Miguel David Garcia Gamez

    Muy buen post Ing.

    concuerdo mucho con ud. precisamente el dia de hoy sali de casa sin el cel por 2 razones 1 no tenia batería y la otra por que no traigo linea(ya sabe por exceso de pago) y he estado sin linea como por una semana y no sabe lo desestresante que ha sido, apesar de que siempre trato de salir con todos lo gadget que considero necesarios, hoy precisamente tuve una comida con unos amigos mayores que yo por cierto (24) y no recuerdo cuando fue la ultima vez que mantuve un a charla tan larga con alguien, realmente esta invasión tecnológica esta afectando la sociabilidad como la conocíamos y es una lastima… todo es bueno en una medida justa, todo es malo en exceso

    Felicidades a todo el quipo de unocero.com