Un clon de la Altair 8800, la primera microcomputadora personal

avatar
Manuel López Michelone 7/jul/2013, 06:17 pm

altair8800-original

Hacerse de una máquina de los primeros años del cómputo personal puede ser muy costoso. Hemos visto la cantidades en las que se subastan las Apple 1, por ejemplo, que simplemente son inaccesibles para la mayoría de las personas. Por ello, hacerse de una Altair 8800, una de las primeras computadoras personales, en un modelo que aún funcione, quizás pueda conseguirse en eBay, podría costar unos 4 mil dólares.

Pero he aquí una opción: Mike Douglas desarrolló un clon de una Altair 8800. Es un modelo barato y funcional de la histórica computadora, usando tecnología del siglo 21 para recrear ese viejo sistema, lo que probablemente haga la delicia de aficionados y educadores.

La Altair 8800 salió al mercado en 1975. La compañía MITS, de Alburquerque, Nuevo México, usó el chip desarrollado por Intel, el 8080 para hacerlo la base de su sistema que se vendió originalmente en 621 dólares ya ensamblada. La computadora fue la portada del número de enero de 1975 de la revista Popular Electronics y aunque no era estrictamente la primera microcomputadora personal, era la primera que venía en un kit completo en lugar de tener simplemente un listado de partes, amén de haber sido ensamblada y probada. Se estima que se vendieron unas 2000 máquinas.

Hoy en día todo esto nos parece increíble, considerando que podemos hacernos de una computadora poderosa y conectarnos incluso a Internet en cuestión de minutos. Para las nuevas generaciones la Altair 8800 se ve francamente incomprensible. No tiene teclado ni monitor y las primeras incluso no tenían puertos. Era una caja azul con medidas 17.7 x 43.1 x 44.4 cms, con filas de interruptores y luces LED en el panel frontal, que se marcaban con etiquetas crípticas como HLTA y WO. Corría sólo lenguaje de máquina y la programación era una tarea larga y tediosa de cambiar los interruptores de las posiciones para poner los códigos binarios.  Tenía -asómbrese- 64K de RAM y un CPU que corría a 2 MHz. Y si uno se sentía valiente, podía pedir el kit para armarlo uno mismo, labor que era igualmente compleja y difícil.

popular-electronics-1975

A pesar de todo esto, MITS no podía satisfacer la demanda y se dice que los compradores habían hecho hasta un campamento en el estacionamiento de la empresa, esperando que salieran las máquinas de la producción. Al obtenerlas, los entusiastas compradores ahora tenían que pensar cómo hacer para sacarle jugo a esta máquina. En el mientras, una compañía llamada Traf-O-Data, ofrecía escribir una nueva versión de BASIC como el sistema operativo para la Altair 8800. Los socios detrás de esta empresa empezaron una oscura compañía de software que se llamaría Microsoft.

El clon de la Altair 8800 empezó en 2012 como una iniciativa de Mike Douglas, cuando descubrió lo que costaba hacerse de una Altair original. Incluso las reproducciones eran costosas y difíciles de obtener, por lo que Douglas decidió usar las hojas con los esquemas originales para diseñar su propia réplica, nada más que usando tecnología moderna de este nuevo siglo. El resultado es El Clon, que se ve y se comporta como el original, pero en el fondo la máquina interna nada tiene que ver con la original. Lo que empezó como un hobby se convirtió en un negocio porque producir lo que sea en gabinetes especialmente diseñados solamente es factible cuando se hace en términos comerciales.

El Clon duplica la máquina Altair 8800 hasta en sus limitaciones y corre software diseñado para la misma. Tiene un factor que la hace atractiva: la nostalgia, además del significado histórico. No es de asombrarse que esta máquina tuviese serios problemas de diseño. Lo único que no puede hacer El Clon es tocar “El Tonto de la Colina” porque las partes modernas no permiten realizar transmisiones de radio y no se pueden manipular las canciones en un receptor de radio.

La diferencia más notable edel Clon con la Altair 8800 original es que la primera es sospechosamente ligera. Los componentes modernos son muy pequeños, incluso la fuente de poder. Por lo que en términos generales la caja de la nueva Altair 8800 está prácticamente llena de aire.

altair8800-clon

Otras diferencias es que esta máquina tiene dos puertos seriales RS232  e interfaces para cassettes e impresoras, por si el usuario se da a la tarea de hacer las modificaciones para poderlos usar. Las unidades de discos flexibles para la Altair son realmente inexistentes, por lo que el Clon los emula con unidades virtuales que permiten a los usuarios “insertar”  un disco virtual usando una PC. Una vez hecho esto, se puede dar boot como si se tuviese una diskette sin tener que reconectar la PC al Clon.

Como la máquina original, el Clon se puede comprar para armar o ensamblado. Además, hay tutoriales en video y documentos para usar el hardware y programar el juguete. De acuerdo a la compañía, ensamblar la máquina es una labor de un par de horas, pero se recomienda hacerlo si se tiene experiencia soldando. En caso contrario, la mejor idea es comprarla ensamblada.

El Clon se vende por 621 dólares, el mismo precio que la Altair 8800 en 1975. Curiosamente, el precio de la versión para armar es el mismo porque era más barato ofrecer el Clon ensamblado. He aquí un video del manejo del panel de control del Clon:

Nótese que la primera imagen muestra la Altair original. La caja estaba llena de componentes. Compárese con la segunda imagen, la cual es del Clon, que prácticamente es una caja vacía.

Referencias:

GizMag

Reacciones 0

Más noticias

También te puede interesar

postUnboxing y primeras impresiones: Microsoft Band postInfografía: Los gadgets más buscados en Google en 2014 post¿Un iPhone 6 Plus corriendo Windows 98? postMicrosoft capacita a comentaristas de la NFL para que no confundan la Surface con una iPad postHTC Desire Eye, una nueva experiencia para ‘selfies’ postRumor: iPhone 6 y iPhone 6 Plus podrían llegar a México el 19 de septiembre de la mano de Telcel

Comentarios