0 reacciones

Foto: Javier Calvelo

El Instituto de Reproducción Animal de Uruguay (IRAUy) y el Instituto Pasteur de Montevideo lograron crear los primeros corderos modificados genéticamente de Sudamérica que además tienen la particularidad de ser verde flourescente en el hocico, los ojos y las patas al ser alumbradas con luz ultravioleta, algo que abre un camino de posibilidades para la biomedicina y la cura de enfermedades, según los responsables del proyecto.

El objetivo principal del experimento fue probar una técnica innovadora de transgénesis (proceso de transferir genes en un organismo) que, según los investigadores, es más sencilla, barata y eficiente que otras tradicionales. A simple vista parecen corderos normales, nacieron, crecieron y se comportan como cualquier oveja.

“Lo que se hace es tomar un gen de interés, por ejemplo, el encargado de la producción de hormona de crecimiento en el ser humano. El mismo se le agrega a un embrión de una vaca, oveja o cabra, y ese animal lo incorpora en su ADN. En un futuro, el ternero, cordero o cabrito hembra va a producir en su leche esa hormona de crecimiento”, dijo el Dr. Alejo Menchaca, director del IRAUy y coordinador del proyecto.

“Después de ordeñar al animal, se somete a la leche a un complejo proceso por el cual se aísla la proteína y se elabora el medicamento que después consumirá la persona con enfermedades endócrinas provocadas por la ausencia de la hormona de crecimiento. Podremos elaborar  medicamentos con los componentes necesarios, según sea el caso, pero a un coste menor”, agrego.

animales transgenicos

En el  experimento los científicos utilizaron el gen de una medusa que es el responsable de la producción de una proteína de color verde fluorescente en dicha especie. Posteriormente los embriones se produjeron mediante la fertilización in vitro, para luego inyectarles el gen de interés y colocarlos por endoscopía en el útero de ovejas receptoras. Cinco meses de gestación permitieron el nacimiento de nueve crías paridas de forma natural y en perfectas condiciones.

“No usamos una proteína de interés médico o para generar un medicamento porque queríamos poner la técnica a punto. Usamos una proteína que se expresa con un color verde porque es fácilmente identificable en los tejidos”, dijo Menchaca.

Esta técnica que sirve como marcador biológico, es decir, para hacer visibles procesos naturales que de otra forma serían invisibles, les valió el Premio Nobel de Química a dos investigadores estadounidenses y uno japonés en 2008.

Cabe destacar que el Dr. Menchaca descartó la idea que el IRAUy o del Instituto Pasteur venda la tecnología. “El propósito es generar conocimiento, difundirlo a nivel de canales científicos y tratar de colaborar en la cura de algunas enfermedades”.

Referencia: IRAUy

0 reacciones

Eduardo Rivero. Médico cirujano, orgullosamente de la UNAM, colabora con lo último en investigaciones, gadgets, apps e innovaciones enfocadas principalmente en el área de la salud y la ciencia en torno a ésta. @edupoul

También te puede interesar

Comentarios

  • http://vivetemascalcingo.blogspot.mx/ Ruxbb

    Muy interesante, la verdad es que podría tener muchos beneficios a la larga.