Bacterias espaciales como fuente de energía

Reacciones 0

Bacterias como fuente de energía

Unas bacterias que normalmente se encuentran a 30 kilómetros por encima de la Tierra han sido identificadas como unos microorganismos generadores de electricidad muy eficientes. 

El Bacillus stratosphericus, un microbio que aparece en altas concentraciones en la estratosfera, pero que baja a la Tierra como resultado de los procesos cíclicos atmosféricos, es un componente clave de una nueva súper–biopelícula que se ha desarrollado por parte de un equipo de ingenieros de la Universidad de Newcastle.

Al aislar 75 especies distintas de bacterias procedentes del Estuario Wear en el condado de Durham, Reino Unido, el equipo puso a prueba la generación de energía de cada una con una Célula de Combustible Microbiano (MFC).

Tras seleccionar las mejores especies de bacterias, un tipo de selección combinada microbiana, pudieron crear una biopelícula artificial, que duplica la generación eléctrica de la MFC de 105 miliWatts por metro cúbico a 200 miliWatts por metro cúbico.

Aunque aún es relativamente baja, esta energía sería suficiente para mantener encendida una luz y podría proporcionar una fuente de energía muy necesaria en partes del mundo sin electricidad.

Los supermicrobios fueron aislados en el lecho del Río Wear. Burgess, un profesor de biotecnología marina en la Universidad de Newcastle que ha publicado sus hallazgos en la revista de la Sociedad Química Americana, Journal of Environmental Science and Technology, dice que la investigación demostró el potencial de esta técnica.“Lo que hemos hecho es manipular deliberadamente la mezcla microbiana para desarrollar una biopelícula que es más eficiente en la generación de electricidad”, explica.

“Esta es la primera vez que se han estudiado y seleccionado microbios aislados de esta forma. Encontrar B.Stratosphericus fue una sorpresa pero ha demostrado el potencial futuro, pues hay miles de millones de microbios ahí fuera que podrían generar energía”.

El uso de microbios para generar electricidad no es una idea nueva y también se les ha usado para el tratamiento de aguas residuales. Las MFC, que funcionan de forma similar a una pila, usan bacterias para convertir compuestos orgánicos directamente en electricidad mediante un proceso conocido como oxidación biocatalítica.

Una biopelícula o limo cubre los electrodos de carbono de la MFC y cuando las bacterias se alimentan producen electrones que pasan a los electrodos y generan electricidad. Hasta ahora, se ha permitido que la biopelícula crezca sin restricciones, pero este nuevo estudio demuestra, por primera vez, que manipular la biopelícula puede aumentar significativamente la emisión eléctrica de la célula de combustible.

Aún falta mucho que descubrir en este reino microbiano, que sin duda traerá grandes repercusiones.

Fuente: Newcastle University.

Reacciones 0

Eduardo Rivero. Médico cirujano, orgullosamente de la UNAM, colabora con lo último en investigaciones, gadgets, apps e innovaciones enfocadas principalmente en el área de la salud y la ciencia en torno a ésta. @edupoul

También te puede interesar

Comentarios

Forma parte de nuestra comunidad en Facebook.

Danos Like y entérate de mucho más.