Reacciones 0

Las lesiones en las rodillas son de las más comunes entre los deportistas, ya sean profesionales o amateur. Tales lesiones pueden dejar a los pacientes inhabilitados por semanas mientras que se espera que la naturaleza y los medicamentos, más las terapias, hagan su trabajo. Y aunque el tiempo de curación de una rodilla está directamente relacionado a qué tan bien el paciente responde al tratamiento, puede ser difícil muchas veces para el doctor ortopedista y para el propio paciente, el evaluar cómo se va curando la herida. Con esto en mente, un grupo de investigadores han desarrollado un nuevo tipo de venda que tiene integrados sensores para monitorear el movimiento de la rodilla en la medida que el tiempo pasa, para así saber cómo va progresando y permitirle a los doctores incluso, adaptar o modificar los tratamientos indicados.

La nueva venda, desarrollada por el Instituto Fraunhofer de Fabricación de Ingeniería y Automatización IPA en Stuttgart,  comprime un mecanismo que incorpora sensores especiales que miden y registran cómo se mueven los huesos con la rodilla, con lo cual se determina a qué grado puede rotar y qué fuerzas actúan en ella. Los sensores usados en la venda incluye un sistema de medición angular basado en principios magnéticos, así como sensores de aceleración y de rotación.

Los sensores “observan” el movimiento y registran los datos contínuamente, permitiendo a los doctores determinar exactamente cómo los pacientes están moviendo sus rodillas y observar el rango de movimiento de la misma en el transcurso del tiempo. Se utiliza software que evalúa los datos y presenta los resultados en un formato fácil de entender, con lo cual los doctores pueden reconocer tendencias y, si es necesario, ajustar el tratamiento. Los investigadores dicen que el sistema de sensores está colocado de tal manera que no restringe la libertad de movimientos de manera alguna, por lo cual los pacientes ni siquiera se enteran que su rodilla está siendo monitoreada y analizada.

Bernhard Kleiner, de Fraunhofer IPA, dice que la nueva venda puede dar a los pacientes incluso una mejoría a nivel psicológico pues puede saber el enfermo cada mejora, por mínima que sea, en la movilidad, incluso aunque no sienta que mejora en nada.

Queremos aplicar las medidas de la cinemática humana a otras partes del cuerpo en el futuro“, dice Kleiner. Los investigadores de Fraunhofer ya están trabajando en vendas para el hombro y la cadera, pero en estos casos se tienen dificultades extras por el movimiento en tres ejes. Para resolver estos problemas, los ingenieros están buscando acoplar sistemas 3D con softare especial para el análisis de los datos.

Fuente: GizMag

Reacciones 0

Manuel López Michelone. Físico por la UNAM y Maestro en Ciencias por la Universidad de Essex en el tema de Inteligencia Artificial. Columnista por muchos años en publicaciones de la industria del cómputo y ávido programador. @morsa.

También te puede interesar

Comentarios

Forma parte de nuestra comunidad en Facebook.

Danos Like y entérate de mucho más.