0 reacciones

No sé si reír o llorar. Bueno, no tanto. No sé si reír o preocuparme. Cada vez que veo algún capítulo de la serie Mad Men (muy recomendable) me llaman la atención varios puntos. El primero es que no hay computadoras, ¡sí señor! Había un mundo sin PCs en los escritorios de las oficinas y, claro, sin nada de tecnología en las casas. Así, vemos a la gente “trabajando” sin tecnología como la de hoy. En uno de los capítulos, la secretaria le hace frente a una nueva máquina de escribir “eléctrica” y es toda una odisea.

¿Qué más no hay en la serie? ¡Celulares! ¡No existen! Vemos como la gente transita de un lado a otro, en la oficina, en la calle, en el coche, va a cenar a un restaurante, tienen juntas de trabajo, en fin, todo lo que sucede en la “vida diaria”, ¡sin un solo celular! Y, bueno, la trama no la voy a platicar, pues para algunos será interesante conocerla serie y para otros posiblemente pensarán que es de “viejitos”… (nota: no he visto más que la primera temporada y un par de capítulos de la segunda).

Tal vez puedes preguntarte… ¿y esto qué tiene que ver? ¡Mucho! Estamos viviendo una realidad que me tiene un poco preocupado. Ojo, no mucho, pero sí un poco. La dependencia cada vez mayor a la “satisfacción instantánea” es alarmante. Y hablo de muchos tipos de satisfactores, que en este caso todos son derivados de la tecnología. Por ejemplo, justo acabo de concertar una cita para la siguiente semana. Es con dos personas más. No hablé nunca por teléfono con nadie. A uno lo tenía en el mensajero del teléfono y al otro en el mensajero de la computadora… ya sabes, “Nos vemos el miércoles en la tarde…” podría ser algo muy sencillo, pero ahora con la MHC (mega-hiper-comunicación) el asunto es que hay que resolver en segundos… usé el chat en ambas plataformas y al cabo de unos cinco minutos no me contestó una de las personas… comencé a desesperarme… “pero qué le pasa que no me contesta!!! Dónde está!!!! A dónde se fue!!!! Ya! Ya! Ya! ¡¡contéstame!!… todo eso pasó en menos de cinco minutos y mi reacción es obra de la MHC.

Al final, me terminaron contestando todos y quedó la cita. Esto en la época de Mad Men hubiera sido cosa de hacer unas tres o cuatro llamadas telefónicas para obtener el mismo resultado. Cambia la forma, pero no el fondo. Sin embargo, en la forma es en dónde creo que nos estamos exasperando demasiado. ¿A poco no te desespera que no te contesten un SMS o un mensaje de chat en la BlackBerry o cualquier otra plataforma de comunicación instantánea?

Vamos. Sé sincero. Si contestas que no, entonces todavía no estás taaaan contagiado de esta vertiginosa urgencia de estar siempre disponible y siempre contestar todo a la vez. Si contestaste que sí o que “a veces”, entonces eres bienvenido al circo de los bits y los bytes en movimiento, sin descanso. Entiendo que la gran mayoría de las ocasiones nada es tan “urgente”, nada es de vida o muerte. Lo que pasa es que nos hemos acostumbrado de estar así, siempre disponibles y a exigir la respuesta de la misma forma.

¿Es bueno o es malo? No lo sé y creo que nadie podrá asegurarlo. Lo único que puedo entender es que hemos perdido parte de esa magia de esperar las noticias. Ahora durante un viaje, cuando regresamos a casa o al trabajo, ya no hay noticias. Nada es “nuevo”, todo ya lo sabemos, ya lo vimos, ya lo conocimos. Mandamos la foto de inmediato por el celular, platicamos de todo a cada momento. Sólo que no haya cobertura es cuando en verdad nos “descomunicamos” y eso a muchos les causa una sensación extraña… entre nervios y ansiedad.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de estar sin conexión celular (ni de ningún tipo) durante unos días. No lo extrañé… bueno, ¡no lo extrañé taaanto! Digamos que aguanté bien durante unos tres o cuatro días y eso seguramente porque estaba en un entorno muy agradable, rodeado de personas apreciadas. Pero ya como al quinto día, sí como que me entró la cosquilla, la necesidad, la necedad de estar dentro de esta desenfrenada Mega-Hiper-Comunicación.

Viendo Mad Men recuerdo cuando llegábamos a casa por la noche y las preguntas ¿cómo te fue? o ¿qué hiciste? todavía tenían algún sentido… porque me queda claro que hoy ya no vienen al caso.

0 reacciones

Javier Matuk. Director de unocero.com y conductor de TAG, comunica todos los aspectos de la industria desde hace algunos ayeres. Su experiencia es muy amplia, comenzó escribiendo artículos para la revista Personal Computing México y el periódico Excelsior, en 1990. Colabora en diversos medios de radio y televisión. @jmatuk

También te puede interesar

Comentarios

  • angelcerati

    Creo que la ansiedad por conocer o tener conocimiento de las cosas que pasamos a diario o nuestros cercanos se ha vuelto inevitable , me es difícil aparte inculcar este tipo de herramientas en el trabajo , creo que mís superiores se quedaron en la época de mad men

  • Pingback: Tweets that mention unocero.com » Mega-Hiper-Comunicación -- Topsy.com

  • Edgartastico

    Exageradamente orrible y si la necesidad de obtener cada vez las cosas de forma mas instantane a acabado con nuestra participacion con un entorno social lo peor de el caso es que sucede desde el ambito laboral pasando por el social hasta por el mismo ocio siempre crusando por el punto tecnologico lo mas cercano en ejemplo el super bowl no salio a dar el resultado una simple partida simulada de MADDEN y seguramente bajo los nervios de muchos aficionados pero ya vimos que no atinadamente que pena no necesitamos robots solicitamos seres vivos

  • mauriciocanton

    Totalmente de acuerdo, justo hace unos momentos experimentaba esa ansiedad, pues supongo que telcel tiene problemas y mi BB no conecta, de verdad uno se siente desesperado …. que mal estoy definitivamente, pero esto que acabo de leer me dio tranquilidad y ahora mejor ya no le prestare atenicion a ese detalle, mañana sera otro dia y seguro para mas tarde ya estara establecida la comunicacion !!!

    Como lo comenta “”””¿Es bueno o es malo? No lo sé y creo que nadie podrá asegurarlo. Lo único que puedo entender es que hemos perdido parte de esa magia de esperar las noticias. Ahora durante un viaje, cuando regresamos a casa o al trabajo, ya no hay noticias. Nada es “nuevo”, todo ya lo sabemos, ya lo vimos, ya lo conocimos. “”””………

    esto me llego definitivamente, que pienso ???? solo se que tengo que pensar !!
    Excelente @jmatuk !!!

  • Oscar Iván

    El problema con la inmediatez es que ahora puedes ser o inmediatamente eficaz e inteligente o inmediatamente se sabrá que eres un imbécil eso es M-H-C (Mega Hiper Cabrón). Me explico. Ahora puedes obtener la información que deseas con sólo prender el computador, pero esa información que recibes sólo tú la administras y no es lo mimo buscar información de RBD que sobre la guerra fría.

    Estar atado o no a la tecnología es un lujo que sólo pocos pueden y los demás ENVIDIAMOS.

    :0)

  • http://www.unocero.com/equipo/javier/ Javier Matuk

    Oscar Iván :

    Estar atado o no a la tecnología es un lujo que sólo pocos pueden y los demás ENVIDIAMOS.

    :0)

    Exactamente lo mismo pasaba hace algunos años cuando sólo algunos privilegiados tenían una PC o un celular…

  • luis22

    Pues yo soy de los que cuando me aburro en algun lugar comienzo a sentir la necesidad de conectarme a la interné, muchas veces entro a ver la misma pagina varias veces el mismo dia a ver si ya han publicado algo nuevo, reviso mi correo para ver si me ha llegado algo nuevo o ya de plano me meto a jugar en linea, pero si, si he sentido la anciedad por estar atado a un aparato, sobre todo a la computadora.

  • suagomjor

    (Esta es la primera vez q me tomo el tiempo correcto para disfrutar esta columna, siempre la veo en el iPhone, y no es lo mismo..) Concuerdo con varios al tema.. Solo que me queda una sensacion de impotencia al no poder homologar o incorporar a los amigos, familiares y colaboradores al update de plataformas.. Quisiera q todos ya manejaran: Twitter, Whatsapp, Viber, Blog, Tumblr, Instagram, Avatars, etc.. La mayoria se quedo estancado en el Mail y los mas osados en Facebook.. y con eso ya tienen.. Algunos no le agarraron la onda a Twitter y se desesperan.. Otros ademas ni les interesa ir mas alla.. Por cierto, hace unos dias un amigo comento incluso que, es “la intensidad del personaje”.. asepcion que puede hacer referencia a esa sintomologia o efecto de lo que el ing. Matuk denomina: MHC… Y , SI… esa sensacion de incertidumbre y ansiedad al esperar una respuesta inmediata en estos medios.. es del nabo.. SL2

  • http://twitter.com/Pepe_050590 pepe050590

    No dudo que esta situación se presente poco a poco con mayor frecuencia mientras la tecnología sea cada vez más accesible para contar con diferentes dispositivos que nos permitan estar conectados.

  • josuloza

    Es horrible como en la actualidad cada vez estamos mas y mas y mas always on.