A grabar esta Navidad

avatar
Javier Matuk 21/dic/2008, 07:01 pm

La semana pasada estuve de visita en las oficinas de HP en la ciudad de Miami y aproveche para darme una vuelta al BestBuy más cercano… la idea que tenía hace ya varios meses era comprar una video cámara de tarjeta. ¿Qué es eso? Las cámaras de video ahora vienen en varios sabores. Primero están las clásicas de cinta magnética, conocidas como “MiniDV” que graban como 1 hora de video en cada cassette. Es la evolución natural de otros formatos de cinta y lleva ya muchos años sin grandes cambios, ofreciendo buena calidad y un razonable costo por unidad.

Hace más de un año aparecieron las que graban directo en un DVD de dimensiones más pequeñas que los tradicionales (conocido como MiniDVD), con el gran problema de que para poder ver en un reproductor de DVD estándar lo que se ha grabado, hay que “cerrar la sesión” del disco, lo cual implica que no se puede volver a usar para grabar más… gran problema e inconveniente con esta tecnología.

Lo siguiente fue las que incluyen un disco duro para almacenar ahí el video… interesante y versátil, pero no práctico, ¿por qué? No tengo una de esas, pero me imagino que el usuario promedio no “vacía” lo que está en el disco duro de la cámara a la computadora, por lo que con el tiempo, como “no necesita cassette” se irá llenando y llenando, hasta que se tengan 30 o 40GB de videos desordenados… ¿quién se tomará el tiempo para pasarlos a una PC o grabarlos en DVD? Eso está por verse, pero si lo que se necesita es tomar mucho video (es decir, tener grabadas varias horas de video) sin duda son una opción. Ahora bien, cualquier falla grave o la pérdida física del aparato, si no se ha vaciado el disco, seguro significará un buen desastre.

Al mercado llegaron después las video cámaras “desechables” por decirles de alguna forma, ya que para nada son de este tipo, pero lo único que hacen es grabar video al oprimir un botón, a una resolución fija, sin zoom óptico y con una memoria limitada, pues no tienen ranuras de expansión. Este tipo de aparatos está diseñado para el que sube videos a sitios como YouTube, pero ojo, aquí el problema es que tienen un micrófono que da pena… nunca se escucha nada y no es posible conectarle uno externo, además, como no se le pueden meter tarjetas, el tiempo de grabación es limitado.

Sigue el desarrollo hasta que me encontré hace poco unos modelos de video grabadora que almacenan información en tarjetas SD y que no son tan “de juguete” como las mencionadas, a un precio más o menos razonable. ¿Para qué sirven? Igual que una cámara digital de fotos, estas van grabando el video en las pequeñas tarjetas que parecen un poco más versátiles que las cintas, los DVD o los discos duros.

Comentaba que fui a la tienda y, bueno, no aguanté más y compra y una de estas cámaras, más dos tarjetas de memoria de 8GB cada una (creo que exageré y la funda que me vendió el BlueShirt no le quedó, lástima que no podré regresarla en la tienda de México, ¿o sí?).

Todo esto lo pienso llevar a un viaje que haré en estas fechas y, claro, por aquí estaré comentando la experiencia de viajar con una de estas cámaras, el copiar lo grabado a la PC, etcétera. Cabe señalar que se parece a una video grabadora estándar, pero es un poco más pequeña y casi no pesa. Tiene zoom óptico, modos de video, entrada para micrófono, en fin, se ve buena. Ahora a ver qué tal sale. Por cierto, no graba HD y no me interesa grabar en HD por el momento. Ya veremos más adelante…

Reacciones 0

Más noticias

También te puede interesar

post¡Cumplimos 7 años! postUber: la ley de la oferta y la demanda post¿Adiós Carlos? postSe le complica a los expertos… postDe sitio para adultos a sitio para negocios… postWindows 10: ¿a quién le importa?

Comentarios